Pintá tu casa en 13 pasos

Cada cierto tiempo, las paredes de casa nos piden una mano de pintura, pero no siempre estamos dispuestos a contratar a un pintor, sino que a veces nos atrevemos a hacerlo nosotros mismos. Pintar tu casa es una tarea sencilla si eres pulcro y organizado desde el principio. No importa que pierdas unas horas con los preparativos; a la larga ganarás tiempo y tranquilidad.

Necesitarás:

Plásticos, papel de periódico, cinta de carrocero, masa reparadora de pared, espátula, lija, pintura, rodillo y extensión, brochas, bandeja, trapos.

 

descarga

 

También lee: Cual es el mejor colchón para descansar como un bebé

 

Instrucciones:

 

1.Compra una pintura de buena calidad. Te ahorrarás mucho trabajo si adquieres una pintura monocapa (de una sola capa). Compra un rodillo específico en función del tipo de pared: si es lisa o con gotelé.

2.Compra pintura de sobras o escoge una marca y un tono que puedas encontrar en el mercado. Es aconsejable guardar una muestra para futuros imprevistos.

3.Libera espacio. Aparta todos los muebles de la pared y tápalos con un plástico para protegerlos del polvo y la pintura. Limpia la zona que vas a pintar.

4.Protege zócalos y marcos. Forra los rodapiés, los marcos de las puertas y los enchufes con cinta de carrocero (cinta de papel) y periódicos o plásticos. De esta manera podrás pintar cómodamente sin preocuparte por ensuciar el suelo y los marcos, y te asegurarás unos bordes perfectos.

5.Restaura las imperfecciones con masa para pared y una espátula. Una vez seca, lija la zona reparada con una lija muy fina hasta que quede lisa.

6.Remueve la pintura hasta que la mezcla quede homogénea, como un yogurt espeso. Escurre bien la pintura para que no gotee y quede uniforme, y aplícala moviendo el rodillo de arriba a abajo en trazos largos.

7.Empieza siempre por el techo. Así podrás tapar las gotas de pintura que puedas arrojar sobre la pared.

8.Antes de pintar el techo, pinta las esquinas, los bordes y las zonas reparadas con una brocha.

9.Pinta el techo utilizando un rodillo con una extensión regulable que te permita llegar a las zonas más altas cómodamente.

10.Pinta las paredes mediante el mismo procedimiento.

11.Retira la cinta antes de que se seque la pintura para que no salte al quitarla.

12.Adopta una postura cómoda y ves haciendo descansos. Recuerda que si vas a pintar toda la casa, te llevará unos días.

13. Deja ventilar el hambiente una ves terminado el trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s