Diferencias entre taladro y rotomartillo y para que sirve cada uno.

Un taladro es una herramienta electromecánica que te sirve para hacer agujeros en materiales con menor densidad a la de la piedra, la losa o el hormigón; en realidad los materiales que puedes intervenir con un taladro no son tan duros como los mencionados pero son de uso común como la madera que puedes perforar con un broca de manera sencilla, segura y en poco tiempo.

  • El taladro se inventó en 1838 y fue llamado taladro de sobremesa. Esta máquina fue inventada por James Nasmyth.
  • En 1850 lanzan al mercado la primera variación del taladro de sobremesa. El nuevo modelo fue llamado taladro radial y fue diseñado por Sharp, Roberts & Co.
  • En 1860 Martignon inventa la broca helicoidal y ésta reemplaza a las brocas en punta de lanza que eran utilizadas por los profesionales de la construcción.
  • En 1989 se da la invención del acero rápido, éste permitió un aumento considerable en la velocidad del taladro.

Los modelos de taladros varían de acuerdo al uso que se les destine. Las marcas que fabrican taladros por lo general tienen dos líneas en su producción, una para quienes requieren darle uso ligero y otra para quienes lo utilizarán de manera industrial dándole uso rudo por tiempo prolongado.

 

El rotomartillo es una herramienta electromecánica o neumática que realiza funciones similares a las de un taladro, pero con la diferencia en su mecanismo que te permite realizar un movimiento hacia dentro y hacia fuera (roto percusión), esa función no es posible con el taladro sin importar el tipo de máquina del que se trate y es la principal diferencia entre rotomartillo y taladro.

El rotomartillo es una herramienta que facilita la tarea de agujerar superficies duras como el concreto o la piedra y nunca debe usarse en acero o lámina.

El rotomartillo tiene mayor potencia, mayor tamaño y mayor peso en su equipo en comparación con los taladros y esa es la segunda diferencia entre rotomartillo y taladro; se le puede utilizar para perforar materiales de densidad alta como el hormigón, la losa, los pisos, la piedra y la roca.

El rotomartillo es la herramienta perfecta para trabajos en los que se requiere golpear la superficie de tal forma en que además de penetrar los materiales con mayor potencia a la de un taladro, atornilla piezas que si quisieras atornillar manualmente sería imposible ya que requeriría fuerza que ningún ser humano posee.

La elección del tipo de rotomartillo que requieres para tu trabajo depende del peso del mismo, ya que cuando el rotomartillo pesa más de 5 kg, te sirve para perforar y demoler por igual (50/50%), pero si esta herramienta pesa menos de 4 kg, podrás perforar mucho más que demoler (80/20%).

herramientas2_featured

 

También lee: Beneficios de instalar un toldo y sus diferentes clases

 

Conclusión de la diferencia entre el rotomartillo y el taladro

 

En realidad no hay similitud de funciones entre el taladro y el rotomartillo, el primero es para materiales “suaves” como la madera y tiene tiempos de uso cortos que debes alternar con los tiempos de descanso que su motor requiere.

El rotomartillo, en cambio, puede trabajar por períodos largos; su motor y su peso son adecuados para materiales con mucha densidad como la losa o la piedra y además tiene funciones distintas de acuerdo al modelo de rotomartillo que elijas:

Puede ser un perfecto mezclador.

Su función de roto percusión permite realizar perforaciones en materiales muy duros.

La profundidad de penetración te da agujeros aptos para la construcción profesional.

En conclusión, se puede decir que la diferencia entre un taladro y un rotomartillo consiste en su tipo de uso sobre distintos tipos de materiales, su potencia y el tiempo de trabajo que se realice sobre los mismos.

Dependiendo de la empresa que los fabrique, el rotomartillo puede perforar igual que los taladros, pero ha sido diseñado para el trabajo rudo. Es decir, un taladro es para un uso industrial que no requiere mucha potencia en su pistón y éste puede ser usado para materiales de construcción que no son tan duros como la piedra.

Los taladros y los rotomartillos pueden tener una función de bloqueo que detendrá el martilleo mientras continua con la perforación.

El rotomartillo aunque es excelente perforador, requiere el poder de un pistón que pone mayor fuerza en el golpe. Eso permite que la broca giratoria trabaje más rápido y que tu puedas crear agujeros de mayor diámetro que los que el taladro logra sin el poder que se obtiene de un pistón, pero que no logrará nunca en materiales para los que ha sido diseñado el rotomartillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s